San Vicente do Mar

Situación:

San Vicente do Mar está situado en la península de O Grove, que originalmente era una isla, ahora unida a la península de O Salnés por obra del mar y los vientos del sudoeste. Lentamente se ha ido creando el itsmo de la playa de A Lanzada, que alcanza unos dos kilómetros de ancho por cuatro de longitud. Detrás del arenal y del rico sistema dunar asociado se extiende un amplio recinto de lodo, fondos arenosos y praderas de vegetación marina. El cordón arenoso que unió definitivamente la antigua isla con el continente, encerró una llanura intermareal donde los aportes de agua dulce del río Umia se funden con las aguas saladas oceánicas provocando la aparición de uno de los ecosistemas de mayor productividad y riqueza biológica de la provincia de Pontevedra.

Flora:Paisaje rocoso de una cala próxima a la playa O Espiño
Paisaje rocoso de una cala próxima a la playa O Espiño

Merece especial mención el complejo dunar de A Lanzada, con la vegetación típica deste medio, Armeria pubígera, Narciso de mar, Centaureas, Iberis, etc. En las lagunas estacionales progresan carrizos (Phragmites), espigas de agua (Potamogeton) y juncos. Desde el punto de vista botánico destacan los saladares donde dominan las fanerógamas marítinas como Zoostera además de otras especies como las que forman las praderas salinas de Salicornia adaptadas a los flujos mareales.

Fauna:

Toda este conjunto que forman las comunidades vegetales, sobre todo las de la llanura intermareal sirven de base a una compleja cadena trófica que a través de los invertebrados alimenta a peces, mamíferos como la nutria o el hurón, y a decenas de especies de aves acuáticas y marinas. Efectivamente, además de constituir parada obligada de una importante ruta migratoria, la ensenada alberga cerca de 200 especies entre anátidas, limícolas, zancudas o aves marinas. La productividad biológica del Complejo Intermareal es tal que los censos de aves acuáticas confirman que más de 10.000 aves se den cita año tras año en este lugar.

Monumentos:

Toda este conjunto que forman las comunidades vegetales, sobre todo las de la llanura intermareal sirven de base a una compleja cadena trófica que a través de los invertebrados alimenta a peces, mamíferos como la nutria o el hurón, y a decenas de especies de aves acuáticas y marinas. Efectivamente, además de constituir parada obligada de una importante ruta migratoria, la ensenada alberga cerca de 200 especies entre anátidas, limícolas, zancudas o aves marinas. La productividad biológica del Complejo Intermareal es tal que los censos de aves acuáticas confirman que más de 10.000 aves se den cita año tras año en este lugar.

Lugares de interés:

Subida al Monte Siradella

Necrópolis de Adro Vello

Paseo de madera de San Vicente

Actividades náuticas en el puerto deportivo de la urbanización de Pedras Negras